El Gobierno y la prensa tienen mucho en común

No estoy nada en favor de la ley de comunicación, pero este hecho no significa que dejo de ver con ojo crítico a los medios de comunicación. Mi conclusión es que la prensa y el gobierno tienen más en común de lo que parece.

Hoy abrí El Comercio y encontré un articulo que le dijo “dictador” a Rafael Correa, y otro que compara a su gobierno con ‘fascismo’.

Cuando escucho “fascismo” en el contexto actual me hace recordar a Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, que tiene la tendencia de sobre-usar la palabra a tal punto que cuando lo usa significa todo y nada. Me imagino que si le sirve huevos un poquito jugosos ha de gritar, “devuelven estos huuueeevoooos fascistas!”.

De la misma manera que decir que hemos llegado a ser “exactamente como Cuba” es un insulto a todos los periodistas cubanos que han sido encarcelados por ejercer su labor y intentar compartir una verdad con su pueblo(sobre todo cuando se lo dice por Twitter, herramienta negada a los periodistas cubanos), también decir “fascista” de manera exagerada es un insulto a todas las personas que murieron bajo gobiernos fascistas.

A veces mientras más odias a alguien más le empieces a parecer, y si la prensa decide adoptar un discurso tanto de exageración como de victimización, pues termina reflejando mucho a los gobiernos bolivarianos que pretenden criticar. Además, como los mismos gobiernos la prensa es un grupo con mucho poder sin la capacidad de recibir crítica o auto-criticarse.

Los que sufrimos en esto somos nosotros el pueblo. Los dos grupos que pretenden representarnos no merecen nuestra confianza.

El profesor de periodismo Jeff Jarvis argumenta en el mundo digital ya no hay periodistas sino solamente periodismo. Dado que todos los ciudadanos tenemos el mismo poder de ser medios y comunicación y de acceder a los canales de distribución, el periodismo, que al final es el hecho de informar, deja de ser responsabilidad única de empresas o gobiernos y se vuelve responsabilidad de todos los ciudadanos.

En aquel mundo el poder que manejan los medios de comunicación se distribuye mejor porque dejamos de tener monopolios que pueden abusar de nosotros.

De la misma manera, creo que tenemos que empezar a distribuir mejor el poder que maneja el gobierno, para que la responsabilidad de gobernar se vuelve dominio de todos los gobernados.

Al final, la ley de comunicación falla porque si se podría imponer calidad a través de leyes pues nuestro sector público funcionaría como Google.

La respuesta, entonces, es romper monopolios de poder, sean como sean, estén donde estén.

About these ads
Esta entrada fue publicada en medios de comunicacion y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s