¿Cuál modelo será el mejor para desarrollar un ecosistema tecnológico ?

torre

Escrito por Matthew Carpenter-Arévalo @EcuaMatt

Foto por @EcuaMatt

Redacción por Andrés Obando @AndresObro

Después de publicar mi última nota sobre el desarrollo de ecosistemas tecnológicos en América Latina un amigo en Facebook me preguntó cuál modelo de los mencionados sería el mejor.

La verdad es que no tengo la menor idea, pero tengo algunas ideas.

El modelo de Yachay que se sigue en Ecuador no está, en mi opinión, destinado a crear start-ups de productos web para consumidores. Más bien, dado su enfoque en investigación y tecnologías como nanotecnología, los que se benefician de Yachay serán las empresas industriales que buscan ir más allá que los emprendedores estilo Zuckerberg en crear nuevos productos, eficiencias, etc. Eso ha sido el efecto en Corea del Sur que generó el modelo que pretende ofrecer Yachay.

No quiere decir que no hay un impacto en otros sectores, pero para las personas interesadas en la promoción de start-ups más básicos, creo que lo que está haciendo el municipio de Quito a través de QuitoTech es mucho más interesante.

Por otro lado el modelo de Start-Up Chile, copiado por Brazil, Perú, etc., es prometedor pero en cada caso está  recién empezando. Cómo mencioné en mi artículo, tiene la teoría correcta: tienen que atraer talento del exterior para generar la densidad de actividad necesaria para producir los fracasos cuyos frutos serán exitosos.

Chile, no obstante, sigue siendo un país profundamente desigual, y eso limita su capacidad de destinar una masa de cerebros para fomentar el ecosistema tecnológico, y aquí es donde tiene la ventaja Argentina.

Siendo uno de los pocos países en América Latina que logró democratizar el acceso a la educación, a pesar de sus problemas Argentina, después de Brazil cuyo tamaño le ayuda basante, es el país mejor preparado para adoptarse a una economía basada en conocimiento.

Aunque sea estereotipo, los argentinos tienen la confianza y experiencia de crear empresas con enfoques regionales, mientras emprendedores de otros países tienen la idea de estar limitados a sus fronteras soberanas. Que te sobre confianza siempre es mejor a que falte confianza.  Argentina también tiene la ventaja de, por el momento, ser sede regional de muchas empresas tecnológicas. El efecto de eso es que la gente que sale de esas empresas para emprender ya saben cómo operar a una escala más grande, lo cual hace que su necesidad de aprendizaje sea menor.

A pesar de reconocer el mérito de Argentina, debo clarificar que aunque me refiero específicamente a argentinos y no necesariamente al país, porque las condiciones actuales en Argetina pueden hacer necesario que los emprendedores argentinos salgan a Chile o Uruguay para realizar sus sueños.

Si es muy difícil ingresar y sacar dinero de tu país vas a tener mucha dificultad en sostener una industria que requiere de inversión extranjera. También los start-ups necesitan mucha flexibilidad en su capacidad de contratar y despedir y también ceder acciones a sus empleados, porque parte de la cultura de start-ups es que todos los empleados reciben, en general, un sueldo menor a cambio de poder beneficiar si la empresa sobresale.

Mientras más difícil el clima de hacer negocios menos probable es que tu país tenga una industria tecnológica prospera. De la misma manera, si tu país te dificulta el deber de traer personas talentosas de otras partes del mundo cuyas destrezas y experiencias sean únicas, la empresa simplemente va a irse a otros lados.

Dado la facilidad con que las empresas tecnológicas pueden mudar con sus operaciones, siendo su infraestructura mínima, los diferentes países de América Latina sí están en competencia. Más bien: las ciudades diferentes de América Latina si están en competencia. Muchas veces las actitudes de los gobiernos es, “te dejamos hacer negocios aquí si es que sigues estas condiciones.”

El problema con esta actitud es que el emprendimiento tecnológico se va donde hay las mejores condiciones que le convengan a este. Si no modernizamos nuestras actitudes entonces, no podemos esperar que una industria tecnológica nos modernice.

Anuncios

Acerca de Matthew Carpenter-Arevalo

A former Google and Twitter manager, Matthew Carpenter-Arévalo is the founder and CEO of Céntrico Digital, Ecuador´s foremost boutique digital marketing agency.
Esta entrada fue publicada en Eco-Sistemas, Emprendimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s