Diseñando la Democracia: ¿Podría Ecuador volverse Suiza?

Escrito por Matthew Carpenter-Arévalo @EcuaMatt

Redacción por Andrés Obando @AndresObro

En mi artículo de ayer escribí:

“A cambio de otros que creen que necesitamos políticos para protegernos de nosotros mismos, creo que el problema no es en el concepto de democracia directa sino en el diseño.

De la misma manera que tardamos en desarrollar sistemas de democracia representativa, creo que también vamos a tener que hacer experimentos para enterarnos de la mejor forma de crear más participación ciudadana en el proceso político sin caer en ‘la tiranía de la mayoría.”

¿Qué quiero decir con el diseño del sistema?

Como ex-residente de Suiza admiro mucho su sistema político por su inclusividad, su enfoque en asuntos locales y la colaboración entre sus partidos políticos. No es el sistema perfecto, pero lo creo superior a la mayoría de alternativas, y parte de su éxito es su enfoque en el diseño.

No soy experto en el sistema político suizo pero lo estudié durante mi estadía en el país y una de las cosas que más me gusta es que pasa después de que alguien propone una consulta popular.

Primero, las consultas populares pueden ser convocadas desde cualquier parte de la sociedad que logra recolectar las firmas necesarias. Segundo, una vez hecha la propuesta el gobierno u otros grupos pueden hacer contrapropuestas.

De esta manera el votante siempre tiene tres opciones: votar en favor, votar en contra, o votar en favor de la contra-propuesta. Con solo esta innovación el sistema es 33% mejor que los sistemas binominales, que te dan dos opciones malas para luego culparte de haber escogido mal.

Para evitar preguntas teledirigidas, todas las propuestas tienen que ser revisadas por un grupo de lingüistas. Es muy fácil manipular a la gente con una pregunta mal hecha, y muchas veces los intentos en democracia directa tanto en Ecuador como en lugares como California han sufrido ese defecto.

En Suiza es necesario que la pregunta de la consulta popular sea clara, honesta, y que sus intenciones e implicaciones sean transparentes.  

He escuchado gente argumentar que los suizos son una especie de super-raza, extremadamente inteligentes y educados para poder aguantar un sistema político tan abierto. Mientras aprecio y valoro al pueblo suizo mucho, debo decir que simplemente no es verdad.

Entonces ¿por qué funciona su sistema?

Una legisladora suiza me explicó en términos muy simples:

“Ustedes tienen miedo a la democracia directa porque la practican muy poco.” me dijo. “

Nosotros votamos para todo, incluyendo si deberíamos extender el día escolar hasta si se debe cobrar un impuesto a los dueños de perros. Votamos por asuntos locales y nacionales, y votamos tanto que ninguna votación provoca tanta conmoción. A ustedes les preguntan su opinión y tampoco se emocionan y se pelean, y vuelve a ser un tema de importancia. Para nosotros votar es igual de normal como ir a hacer las compras.”

Es decir que, no como una persona que nunca jamás ha conocido un MegaMaxi, no se vuelven locos cuando ven la cantidad de opciones que hay. Se desarrolla una cultura de democracia por hacer que las votaciones se vuelven prácticas cotidianas. 

El sistema suizo se ha desarrollado durante el transcurso de su historia, y replicar su modelo también tendría que nacer del contexto cultural ecuatoriano.

Tal como comprar en línea asustaba a la gente antes de que se vuelva realidad, también creo que tenemos que comenzar al nivel local, pensando bien en el diseño para poder encontrar la fórmula que nos permite incluir cada vez más la participación de los ciudadanos.

Como dijo esa misma legisladora, “Nosotros en Suiza nos adueñamos de nuestras decisiones políticas, porque somos nosotros los que las tomamos.”

Imaginense si en Ecuador haríamos esto qué tan diferente sería la cultura política si nosotros mismos nos responsabilizamos por las decisiones que nos afectan en lugar de siempre tener a quién culpar.

Sí, asusta, pero asusta de la misma manera que te asustas cuando tu papá te da la llave por primera vez, o te enteras que vas a ser papá o mamá. Es un miedo de tomar un paso, pero un paso no obstante que se nos urge tomar.

 

Anuncios

Acerca de Matthew Carpenter-Arevalo

A former Google and Twitter manager, Matthew Carpenter-Arévalo is the founder and CEO of Céntrico Digital, Ecuador´s foremost boutique digital marketing agency.
Esta entrada fue publicada en Gobierno. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s