¿qué puede hacer el municipio para aliviar la pesadilla de tráfico de los moradores de #Guapulo?

por Matthew Carpenter-Arévalo @ecuamatt

foto por @ecuamatt

¿qué hacer para los moradores de Guápulo?

Aunque no vivo ahí contemplo la existencia de Guápulo desde mi ventana todos los días. Muchas mañanas bajo al magnífico parque de Guápulo para caminar con mi perro, y veo la larga cola de carros que sacrifican sus frenos y embragues para cortar el camino hacia el Simón Bolivar. A veces soy parte de esas filas, ya que el cierre de los túneles de Guayasamín me obliga busca alternativas cuando quiero ir contra-flujo.

Guápulo es especial por muchas razones distintas.

Primero, Guápulo es un barrio patrimonial y merece ser tratado y conservado como un artefacto de Quito que logra preservar el pasado dentro de un presente vibrante y funcional. Su topografía, su vida nocturna, los estudios de arte, hipsters (Guápulo was cool before Guápulo knew it was cool), gringos, y su iglesia emblemática lo hace especial e único dentro de la panorama de barrios quiteños.

Segundo, Guápulo es, en esencia, una zona de clase social mixta, lo cuál es necesario preservar y promocionar para evitar la segregación al estilo apartheid que tiende a dominar ciudades grandes en el mundo. En Guápulo tienes casa de enorme valor ($300,000 en adelante), junto a casas que son de clase media.

Sin querer entrar en una explicación larga sobre por qué no queremos generar la injusticia de una ciudad donde los pobres viven exclusivamente en una zona y los ricos en otra zona, les comparto el anécdota que San Francisco, California vive con una vulnerabilidad a los catástrofes naturales porque las personas que trabajan en servicios esenciales (policía, bomberos, enfermeras, etc) no pueden vivir en San Francisco porque los costos superan lo que sus sueldos les hace viable. Si los puentes que conectan a San Francisco con sus alrededores se ven vulnerados por actividad sísmica, San Francisco va a sufrir una falta de respuesta coordinada que podría ser fatal. Anyway, I digress. Como dice el celebrado alcalde de Curitiba, “la ciudad es una estructura integrada de vida y trabajo. La ciudad es crisol de actividades humanas. Mientras más mezclas ingresos, edades e actividades, la ciudad se vuelve más humana.”  Tener barrios mixtos está en el interés de todos, y Guápulo logra ese fin mejor que otros barrios en Quito.

Finalmente, los que han pasado mucho tiempo en Guápulo saben que es una comunidad intacta y vibrante. Guápulo goza de buena organización comunitaria, lo cuál se ve al nivel político y también en la organización de las fiestas de Guápulo. Las comunidades organizadas donde los moradores se conocen son más seguros y sus habitantes en general son más felices. Mientras el internet nos permite generar comunidades virtuales, nada reemplaza los beneficios que vienen como resultado de conocer nuestros vecinos y poder contar con ellos en lo que sea. Guápulo es un ejemplo de cómo deberían organizarse todos los barrios de Quito para el bienestar de sus ciudadanos.

El principal reclamo de los moradores de Guápulo es la cantidad y calidad de tráfico que usa la vía inclinada como traspaso entre Quito y su vía periférica. En las horas pico la entrada y salida al norte de  Quito se ve restringida en el túnel Guayasamín, que se vuelve uni-dirrecional, y por la cantidad de tráfico que sube por Calderón, El Inca, el redondel del ciclista, etc. Muchos choferes buscan ganar tiempo por subir y bajar por Guápulo, pero los que pierden son los moradores.

El hecho de que haya tanta diferencia entre donde vive la gente y donde trabaja la gente es representa una falta de planificación urbana. Insistir en rígidamente separar nuestras actividades comerciales y residenciales causa la congestión que vemos, lo cuál es empeorado dada la topografía de Quito porque las entradas a la ciudad siempre van a ser limitadas. En ciudades reconocidas por su alta calidad de vida como Vancouver, los mismos edificios que contienen oficinas o hoteles también tienen que dedicar una porción de su espacio a vivienda, y de esa forma la gente naturalmente vive más cerca a donde trabaja. Parte de la solución a los problemas de congestión en Guápulo depende de nuestra capacidad de re-imaginar cómo diseñamos la ciudad. 

Respondiendo a las quejas de los moradores, el municipio cada vez más restringe los vehículos que suben por Guápulo y les esfuerza subir por la vicentina/floresta, lo cuál es positivo. Aunque el chofer puede demorar unos minutos más en llegar a la ciudad, la experiencia es mejor, ya que no se hace tanto daño a los frenos y el embrague del carro. Guápulo fue construido antes de que habían muchos carros, y por eso no se presta a tráfico bi-dirrecional, sobretodo cuando hay autos parqueados en la vía.

Esa restricción solamente funciona en las horas pico, y en otras horas Guápulo sufre de autos que simplemente sobrepasan los límites razonables de velocidad, poniendo en riesgo la naturaleza del barrio que es de una comunidad abierta donde los niños y perros pueden estar en la calle sin miedo a ser atropellado. Como dijo Jane Jacobs en su Biblia de diseño urbano “The Life and Death of Great American Cities,” las calles donde pueden jugar los niños son las calles más seguras, ya que las actividades de los niños son más cercanas a las personas que les deben cuidar. Mandar al niño al parque es mandarle lejos de los ojos seguros de sus cuidadores. El auto veloz es una suerte de tirano en un barrio como Guápulo, amenazando las vidas y la fibra de la zona.

¿qué hacer entonces?

zermatt

Durante los años en que viví en Suiza tuve la gran fortuna de conocer a Zermatt. Zermatt es un pueblo chiquito de casi 6,000 habitantes que es famoso por ser la entrada a la montaña Matterhorn. Mucha gente visita Zermatt para poder hacer caminatas, esquiar, o alpinismo.

Más allá de sus vistas, Zermatt es notable por el hecho de que en 1966 prohibió el uso de autos con motores de combustión. A pesar de ser mucho más grande que Guápulo, también contar con cuestas inclinadas, y Zermatt no ha usado autos particulares en casi 50 años. En lugar de amenazar su existencia, lo ha mejorado, haciendo que Zermatt sea único en competencia con los muchos pueblos de Suiza que tienen una oferta de turismo parecido.

Para llegar a Zermatt hay que estacionar a cinco kilómetros de distancia y luego tomar un tren. Para poder circular en Zermatt, existen taxis eléctricos abundantes que recogen a los pasajeros y los lleva a donde sea necesario. Hay vehículos de diferentes capacidades para transportar bienes más grandes como materiales de construcción, pero a pesar de las restricciones auto-impuestas los moradores de Zermatt viven cómodamente y contentamente.

La topografía de Guápulo presenta desafíos naturales, pero no significa que no podemos ser creativos en encontrar una solución, tal como ha hecho Zermatt. Limitar la circulación en Guápulo a vehículos oficiales sería una opción para preservar su ambiente único. Podríamos crear parqueaderos en los lados extremos de Guápulo para los moradores y sus visitantes. Luego permitimos la circulación de peatones con telesillas o escaleras eléctricas como las que funcionan muy bien en Medellín. Hay un mundo de opciones: la única que falta es un poco de imaginación por parte de la comunidad y el municipio. 

Los moradores de Guápulo merecen vivir en paz, y todos los quiteños merecemos que nuestro patrimonio vivo sea protegido y conservado. El pecado original de mala planificación urbana no debe ser sufrido por un barrio que existe como ejemplo de cómo deberían funcionar todos los barrios en Quito. Es hora de pensar abiertamente sobre posibles soluciones, antes de que se atropelle otro niño, y antes de que destruyamos la memoria del pasado para poder vivir un presente inconsciente. 

Post-Script

Desde que publiqué este post en Facebook algunos amigos han contribuido ejemplos de cómo hace otras ciudades para resolver problemas parecidos. Les incluyo estos ejemplos aquí.

Spoleto, Italia

Escaleras públicas, Spoleto, Italia

Napoli

El funicular sube hasta Castel Sant’Elmo ubicado en la cima de una loma totalmente poblada. Gracias Alberto Giacometti

Funicular, Rio de la Pila, Santander, España. Gracias a Jesús de la cueva.

Anuncios

Acerca de Matthew Carpenter-Arevalo

A former Google and Twitter manager, Matthew Carpenter-Arévalo is the founder and CEO of Céntrico Digital, Ecuador´s foremost boutique digital marketing agency.
Esta entrada fue publicada en Politicas Publicas, Quito, Tráfico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿qué puede hacer el municipio para aliviar la pesadilla de tráfico de los moradores de #Guapulo?

  1. rroggiero dijo:

    Excelentes ideas y sugerencias, grácias por la contribución. Sugiero ver las propuestas del proyecto de “Pacificacion del tráfico en Guapulo” elaboradas por la comunidad y Secretaria de Movilidad, que requieren continuidad:
    http://goo.gl/rW6yYo
    http://goo.gl/9TjR5B

    • Estimado Roberto, gracias por compartir los documentos. Todavía no le veo con detalle, pero hay al menos una cosa que me preocupa: se habla de determinar la demanda de estacionamientos y trabajar por suplir esa demanda. Esa es la forma en que tradicionalmente se ha manejado el “problema” de los estacionamientos, y supongo que es parte del bagaje institucional de la EPMMOP. Es una perspectiva caduca, y en el caso de implementarla en Guápulo el mal sería enorme.

      No solo que, como en otros lados, el aumento de parqueaderos no soluciona su demanda y más bien la aumenta, sino que en el caso de Guápulo traería una desventaja adicional. Si Guápulo todavía tiene un mezcla socioeconómica y no se ha convertido en una extensión de la González Suárez es justo porque la vida con auto se hace complicada. Si se “soluciona” esa complicación (es decir, la “falta” de parqueos), el desplazamiento de la gente de menores ingresos será automática.

      Igual, el sitio que se ve en el cróquis que piensan destinar a estacionamientos, tras la iglesia, me parece un brutalidad. Empeoraría las cosas, lejos de mejorarlas. El camino no es ese. Al contrario. Hay que hacer lo posible porque la oferta de parqueos sea mínima, incluyendo restricciones en las nuevas viviendas que se construyan. Al mismo tiempo, hay que trabajar por un transporte público de calidad.

  2. rroggiero dijo:

    Estimado Andres, los estacionamientos en Guápulo es, en efecto, otro de los temas complejos. Hay que tener en cuenta que buena parte de la demanda por estacionamientos viene de la gente que corresponde al segmento de ingresos medios y bajos, que ha vivido por muchos años en Guápulo justamente en casas que no disponen de parqueadero. Es algo que merece ser analizado en mayor profundidad.
    En cuanto al sitio de estacionamiento que consta en el croquis, este simplemente indica el estacionamiento privado que “actualmente” existe, no es necesariamente una area de estacionamiento planificada.
    Por último, coincido contigo en la importancia de diseñar un transporte público adecuado y ajustado para Guápulo, que actualmente es prácticamente inexistente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s