Los Quiteños no tienen quién les cuide: Mauricio Rodas y sus Micro-Chantajistas.

Por Matthew Carpenter-Arévalo

Estuve saliendo de mi trabajo el la noche cuando se me acerca una señora con chaleco.

Cuando dejé mi auto era todavía el horario de zona azul y había pagado para dejar mi auto en ese puesto. Me subí al auto y bajé el vidrio para darle el cambio que tuve a la mano.

“es un dolar” me dice.

“eso es el cambio que tengo Señora. Yo no solicité sus servicios.”

Ella cuenta el dinero y luego silba. De la nada aparece un señor también con chaleco y con una ala de pollo medio comido en la mano.

“Tiene que pagarle un dólar Señor” me dice con autoridad.

Le respondo, “no tengo el dólar y además no solicité el servicio. No tengo problema en colaborar pero no me puede cobrar una tarifa fija para el uso del espacio público. Además pagué ya en la tarde al Señor de la zona azul. No tengo por qué estar pagando dos veces.”

“Si no va a pagar tiene que tener cuidado que nada pasa a su auto. He visto su carro y yo sé que usted viene por aquí mucho” me dice el señor jefe. Le respondo que, por suerte, tengo cámaras en mi negocio y cualquier que haga algo a mi auto sería grabado. Luego discutimos.

“Cualquier tiene el derecho a trabajar, pero los vecinos vamos a reaccionar si ustedes se ponen agresivos con la gente que estaciona aquí. Es nuestra familia y nuestros clientes”.

“llame a la policía”, me dice riéndose, “y veamos quién gane.”

El Señor me quiere insinuar que la policía lo protege, y lo creo.

Una vez encontramos un ladrón dentro de mi departamento con las cosas armadas para sacar. Cuando llegó el policía nos dijo que no hubo evidencia que estuvo dentro del departamento y él no podía hacer nada.

Poco después la tienda de mi barrio puso una foto del mismo ladrón robando cosas de la percha con el título, “cuidado hay ladrones en el barrio.” La próxima semana el dueño de la tienda me dijo que la policía lo obligó a bajar el afiche porque podría considerarse difamación. En fin, desde hace mucho tiempo no confío en la policía en Ecuador.

Cuando lanzó su campaña, Mauricio Rodas nos dijo que “podemos vivir mejor”, y después de tres años de gestión es difícil identificar un sólo ejemplo de cómo estamos viviendo mejor.

Mientras el alcalde dice que está determinado eliminar el grafiti de nuestra ciudad, en el último año los “cuidadores” de autos han proliferado en la zona de mi trabajo, y no hay quien les controle, ni el municipio, ni la policía municipal, ni la policía nacional. Son indiferentes.

Los cuidadores se te acercan con un papelito diciendo que le debes algo para usar el espacio público. Si no pagas se ponen agresivos. Es una privatización al estilo del FMI.

No todos los cuidadores son iguales. En el barrio donde vivo hay una familia de haitianos que cuidan los carros. Es gente bien pobre que apenas habla español. No insisten en un precio fijo y tampoco reclaman si no tienes para pagarles. Son amables y amigables. Recién un grupo de ladrones intentó robar un carro y ellos los persiguieron.

El problema tampoco es la existencia de la informalidad.

La informalidad es por un lado la consecuencia de una falta de oportunidades, y también es una respuesta a necesidades en el mercado. Hay gente que necesita trabajar para vivir, y hay gente que quiere lo que ellos venden.

Nadie vende mandarinas y sponge-bob en las calles si no hay un mercado dispuesto a comprarlos. No sé quienes son, pero hay un segmento de quiteños que se dan cuenta mientras manejan a la casa, “Chuta, necesitamos una escoba!” A veces es hasta un alivio tener quien te limpie el parabrisa siempre y cuando no se lancen a tu carro como colegialas atacando al carro de Justin Bieber. En mi calle hay una señora que vende aguacates y estoy agradecido por no tener que ir al supermercado. El problema no es la informalidad.

El problema es cuando las mafias aprovechan de la pobreza de algunos y la indiferencia institucional para tomar las calles y hacer que los ciudadanos seamos rehenes en sus propios barrios.

Cuando este problema recién nació, el municipio tomó una decisión sensata: vamos a formalizar una actividad económica. Vamos a reconocer a las personas que lo realizan, vamos a compensarlos por su trabajo, y vamos a establecer precios fijos para que no haya discusión. Puede ser ineficiente crear empleo de algo que podría resolverse con una app., pero la actividad económica sostiene familias y no causa problemas. Es una solución adecuada.

Viendo que las calles han sido tomadas por micro-chantajistas, el municipio podría reaccionar por simplemente extender el horario de la zona azul. Podría crear otro turno. Podría disuadir la informalidad por elevar la formalidad, pero nada.

Quito se aburrió de Mauricio Rodas, y Mauricio Rodas se aburrió de nosotros.

Tal vez es su venganza: la ciudad no apoyó su agenda tibia, y él responde por abandonar su cargo. Y mientras más rentable sea el negocio del micro-chantaje, más sofisticado se volverá el gremio de micro-chantajistas, más agresivos se pondrán, y menos protegidos estarán los ciudadanos.

Es triste cuando una ciudad pierde 4 años de posible desarrollo, pero es más triste cuando no solo no avanzamos, sino retrocedemos.

Los quiteños no tenemos quién nos cuide. Lo único que tenemos es un juego perpetuo de chantaje y soborno.

Nos dijo Mauricio Rodas que podríamos vivir mejor. Ahora la pregunta. ¿cuándo?

 

 

Anuncios

Acerca de Matthew Carpenter-Arevalo

A former Google and Twitter manager, Matthew Carpenter-Arévalo is the founder and CEO of Céntrico Digital, a managed marketing services company.
Esta entrada fue publicada en Ecuador, Quito y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s