Tráfico de Quito: Parte III: Soluciones a la congestión: ubicuidad, diversidad, facilidad.

Escrito por Matthew Carpenter-Arévalo @EcuaMatt

Redacción por Andrés Obando @AndresObro

Ayer concluimos con la frase del ex-alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa: “una ciudad avanzada no es la que los pobres pueden moverse en carro, sino una en la que incluso los ricos utilizan el transporte público.”

Quito sí necesita mejorar su sistema de transporte público, dado que la única forma que vamos a poder hacer que el tráfico fluya mejor, es que podemos animar a menos gente a usar carros y más gente a subirse en transporte público. Para llegar a esa meta necesitamos tres cosas: ubicuidad, diversidad, y facilidad.  

Cuando digo ‘ubicuidad’, me refiero a la necesidad de poder llegar del punto “A”, esté dónde esté, al punto “B” sin mucho lío.

La mayoría de los sistemas de transporte público en Quito van norte-sur, lo cual dificulta a la persona que necesita ir del este al oeste. Al mismo tiempo para alcanzar la ubicuidad necesitamos más integración.

Aunque te puedes, por ejemplo, fácilmente bajar de la ecovía en El Ejido, cruzar el parque caminando y luego volver a subir en el trole, el tramite te cuesta otro 25 centavos, cantidad significativa para la mayoría de los usuarios del sistema.

Si tenemos integración entre todos los sistemas, incluyendo los buses azules, bajamos el costo para el usuario y subimos el uso, es decir la demanda.

Cuando digo ‘diversidad’, quiero decir que debemos tener medios diferentes que forman parte del sistema de transporte público. Los BiciQ es un buen paso en esta dirección dado que ofrece una opción diferente y anima a mucha gente subirse a una bici sin tener que hacer una inversión fuerte. No obstante, hay más cosas que podemos hacer.

Por ejemplo, podríamos fácilmente ofrecer un servicio de taxi ecológico, tal como hay en la playa, formado por bicicletas y motos en lugares como la Carolina para recorridos de distancias cortas.

Muchas ciudades ofrecen moto-taxis, y dado que el taxi consume menos espacio que un carro y puede ser más rápido, mucha gente optaría por tomarlo, a pesar del aumento de riesgo.

En barrios que tienen cuestas difíciles o que no son bien servidos por los otros sistemas, se podría ofrecer cochecitos de golf para ayudar a la gente subir y bajar.

A pesar de ofrecer más opciones al ciudadano, la mayoría de las cuales son más ecológicas y más pequeña, también creamos competencia para los otros sistemas de transporte público.

Los gremios de taxis a veces sienten que tienen derecho a un monopolio natural y por eso dificultan la introducción de competencia como Uber en los Estados Unidos.

Sin embargo, en diseñar el sistema tenemos que privilegiar lo que es mejor para el usuario, y como cualquier otro mercado la red de transporte público sería un mejor servicio si tendría competencia. Además, mientras más quiteños dependen del transporte público como su método de transporte principal, más clientes tendrán los taxistas.

Finalmente, cuando digo “facilidad”, quiero decir que debe ser más fácil y más rápido tomar transporte público que subirse en carro propio.

Así es, por ejemplo, con la ecovía, cuyo carril particular le permite transitar por la 6 de Diciembre mucho más rápido que cualquier carro propio. Deberíamos replicar los carriles particulares en las vías como la Occidental para que las personas en autos propios vean que tan rápido llegan sus colegas en el bus.

En Nueva York, por ejemplo, la gente está feliz de no tener que tener auto porque el sistema de transporte público atiende a sus necesidades. Lo mismo pasa en muchas ciudades europeas.

Como componente de la facilidad hay que armar al usuario con información para que el sistema pueda ser confiable. En el resto del mundo es muy común que los buses tengan GPS para que el usuario pueda acceder a aplicaciones que te dicen con precisión exactamente cuando va a llegar el bus y cuando vas a llegar a tu destino. Estas aplicaciones también incluyen mapas integrados para sugerir rutas en diferentes puntos.

Así que si logramos tener un sistema de transporte público con ubicuidad, diversidad y facilidad podemos mejorar no solo el sistema sino también la calidad de vida de todos los quiteños. ¿Qué buen vivir hay más que eso?

Hay algunos puntos que no he logrado incluir aquí, incluyendo cómo financiamos tal sistema. Esos puntos serán tema de mi último post al respecto mañana.

Anuncios

Acerca de Matthew Carpenter-Arevalo

A former Google and Twitter manager, Matthew Carpenter-Arévalo is the founder and CEO of Céntrico Digital, Ecuador´s foremost boutique digital marketing agency.
Esta entrada fue publicada en Transporte Publico, Tráfico, Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s